Cómo invertir en bolsa

COMO INVERTIR EN BOLSA

Para invertir en bolsa, hay que señalar que las ganancias en la bolsa se obtienen de dos formas diferentes. Una hace referencia a lo que se percibe como plusvalías y consiste en comprar acciones de una empresa y venderlas cuando su precio empiece a crecer; y la otra, se trata de conseguir los dividendos que las compañías reparten entre sus accionistas.

La cantidad mínima de dinero que se necesita para empezar a invertir en bolsa dependerá del capital personal y del riesgo que se esté dispuesto a asumir. Significa que cualquier persona puede hacerlo, aunque por norma general, si se desea obtener una rentabilidad con un nivel aceptable y diversificar el dinero en distintas partidas, el mínimo se puede establecer en torno a 10.000 o 20.000 euros.

Si después de saber cómo invertir en bolsa, decides destinar una cantidad de dinero inferior, tienes que tener en cuenta que, es necesario examinar la cantidad de comisiones que se deben abonar por realizar las gestiones.

Por otro lado, los inversores particulares no están autorizados a comprar y vender por sí mismos en la Bolsa. Si usted quiere invertir en Bolsa, comprando títulos de renta fija (bonos, obligaciones, letras) o títulos de renta variable (acciones), tendrá que seguir los siguientes pasos:

  1. Elegir un intermediario: Una agencia o sociedad de valores o una entidad de crédito (banco o caja).Algunas sociedades de valores y entidades de crédito ofrecen un servicio en línea que le autoriza realizar operaciones de compraventa por Internet.Es conveniente verificar en el registro público de la CNMV que se trata de un intermediario autorizado para realizar los servicios que ofrece.
  1. Abrir una cuenta de valores: A través de ella, el intermediario administrará su cartera (compraventas, suscripciones, dividendos, etc.). La cuenta llevará asociadas las entradas y salidas de efectivo correspondientes a la operativa con valores que efectúe y, tras la fase de liquidación, las anotaciones de los valores que adquiere.
  2. Realizar una provisión de fondos: Es necesario hacer una provisión de fondos para cubrir los desembolsos y gastos inherentes a las operaciones que se ordenen.
  3. Dar al intermediario las órdenes de compraventa de las acciones que desee. Las órdenes de compra y venta deberán ser claras y tener un contenido mínimo: identificación del inversor, de la clase de valor, sentido de la orden (compra o venta), plazo de vigencia de la orden, precio y volumen de ejecución. Si no especifica usted precio, se entiende que la orden es “de mercado” y que permanecerá vigente hasta el cierre de la sesión en curso. Una orden “de mercado” se realiza contra las mejores órdenes del sentido contrario del mercado.
  4. Por último, debe exigir a su intermediario el envío de información periódica sobre el estado de sus inversiones y de los gastos de mantenimiento y custodia, así como información puntual de cada liquidación que se le practique por las operaciones realizadas o por los servicios prestados con sus inversiones.